Último libro publicado 

sanatorio-small2

ED Libros, 2016    

Entrevistas | Comentarios

“La novela, El Sanatorio de Nuria Amat es excelente y una inmejorable aportación literaria a la obra de Danilo Kis, algunas de sus páginas recuerdan la tradición de Jonathan Swift.”
Pere Gimferrer.  

El Sanatorio como alegoría de una civilización enferma, derrotada, amedrentada por el dominio de poderes que han hecho de la acusación al otro su razón de ser. En esta utopía negativa, se nos coloca un espejo frente a nosotros en el que el lector reconoce de inmediato los males que aquejan al mundo. Denuncia de un mundo dominado por un nuevo autoritarismo insidioso, de baja intensidad, que promueve procesos de ruptura con la realidad mediante nuevas formas de exclusión, políticos falsarios y triunfo de las identidades colectivas sobre las individuales.

The Sanatorium is an allegory of a sick civilization, devastated and fearful of the powers that only serve to accuse the other. It is a unique work in the tradition of the novels of ideas that reveal and intensify reality. Fiction made up of ideas and anger and in defense of the republic of letters, where we can hear the voices of Robert Walser, Marguerite Duras, Thomas Bernhard and Gustave Flaubert, among others.

On Historical Memory: A Conversation between Nuria Amat and David Rieff

30/11/2017  (19h) – Americas Society, 680 Park Avenue, New York

Referencias

Nuria Amat acaba de publicar una novela bajo el significativo título de El sanatorio (ED Libros, Barcelona). Leerla es sumergirse en los imperceptibles pero amenazantes riesgos totalitarios de nuestro tiempo. Aunque ni se nombre la sagrada palabra, es evidente que Amat trata del país en que vive, de Cataluña: “Vivo en un país enfermo y su decorado apunta que me tocará envejecer aquí”. Así comienza la novela. Pero no oculta que el resto del mundo se está contaminando de la deriva catalana.

He dicho que El sanatorio es una novela de ideas. Cierto. También es una novela política, como lo es La metamorfosis de Kafka. Es política porque trata de los peligros que corre la libertad individual, es decir, la libertad a secas, no solo nuestra sino de todos. A aquello que aspiraba nuestra civilización, cuando menos desde la época ilustrada, corre el riesgo de extinguirse sin que se note. De ahí la importancia de este libro estremecedor: una advertencia para que seamos conscientes de la situación.

— Francesc de Carreras. El País. 2017

El sanatorio (ED Libros) es la última novela publicada hasta el momento por una escritora, y un gran ser humano, a la que admiro mucho: Nuria Amat, catalana universal. Esta novela está, sin duda, provocada en su argumento, “su tema”, por la situación en la que se encuentra ese país desde que la locura colectiva nacional-independentista se ha instalado en una sociedad que, en los años 70, era el reflejo de la libertad que queríamos para toda España. El sanatorio: se habla en ella del “país de los callados”, ese pueblo lleno de miedo y silencios que no reacciona al ver la locura del poder y la manera satánica de inyectar en ciertas masas analfabetas y dementes su enfermedad terrible, el cáncer del nacionalismo feroz y aplastante que mata todo cuanto toca.

La novela es, a pesar del “tema”, sustancialmente literaria. Amat se yergue en esta novela por encima de la literatura costumbrista y esa otra, semejante a ésta, que es la literatura de la queja. La novelista actúa como una fotógrafa de palabras, situaciones y hechos que parecen reales aunque sean ficticios, exigiendo por parte del lector avisado y consumado un interés espacial: el que sugiere la escritura narrativa que no lo dice todo con esas mismas palabras, sino que deja al lector la traducción de la escondida, y no tan escondida, y necesaria reflexión sobre la realidad que la novelista ha fotografiado.

Tengo para mí que Amat ha escrito una de sus mejores novelas, y tal vez la mejor novela que se haya publicado hasta ahora, casi sobre la marcha, sobre el asunto contemporáneo de Cataluña. “El país de los callados”: un acierto (que usó Vargas Llosa en su crítica de Patria) de Nuria Amat en este texto que debería quedar como reflexión. La novela, ya lo he dicho, es la Cataluña de ahora, en guerra rabiosa y esquizofrénica con ella misma, la tierra, las mentiras inventadas para establecer las locuras legales e inventar una realidad histórica, crónica, sincrónica y diacrónica, que no cuadra por ninguna de sus cuatro puntos cardinales. La lealtad de la novelista a la historia, el elemento añadido de la ficción, el tratamiento narrativo del asunto, el argumento que mueve las cosas en la novela, dejan una honda e inquieta huella en lector sensibilizado con el género literario del que estamos hablando. Abandonen, por tanto, toda esperanza los lectores superficiales que se acerquen a la novela como un entretenimiento de fin de semana, como una novedad más o menos frívola o como un simple pasatiempo. No tengan cuidado: esta novela es para que, tras leerla, el lector, catalán o no, se quede -nos quedemos- pensando un largo tiempo en los mecanismos de la locura colectiva del ser humano, el miedo y la cobardía por la que somos capaces incluso de perder el habla y comenzar a respirar como súbditos en lugar de lo que somos, ciudadanos libres de todo compromiso que no sea el de la ley democrática. Gran novela y gran servicio a la sociedad de los lectores comprometidos con la literatura.

— Juancho Armas Marcelo. El Cultural. 2017

Quizás para entender un poco algunas de las claves de la Cataluña kafkiana de hoy habría que leer -lo aconsejo- la novela de Nuria Amatque se titula muy significativamente “El Sanatorio” (ED Libros, 2016).

–José Antonio Zarzalejos. El Confidencial.

Pero la fábula que propone Amat no es restrictiva al ámbito catalán, todo lo contrario. El virus que denuncia en su relato «es el del populismo más o menos totalitario, que puede ir del nacionalismo al estalinismo», aclara. Un virus «causado por la manipulación de la propaganda basada en la falsedad». «Todos somos víctimas de la propaganda y ése es el gran mal del siglo XXI, además del yihadismo», reconoce. Un mal o virus contagioso con el que Amat explica, y con razón, el Brexit, el poder de Putin y el triunfo de Donald Trump.

En realidad Amat se siente parte de «los callados» que protagonizan la trama de la utopía negativa, pero que son una realidad hoy en Cataluña, asegura. «Somos una mayoría silenciosa, el 54% de los catalanes, algo más según las estadísticas, que no queremos separarnos de España, divididos entre los que toreamos el problema y los que prefieren no ser conscientes del enclaustramiento», explica. Pero incluso también, se trata de «un aviso a Europa», tan presta como Cataluña a cuanto populismo afile sus armas propagandistas, asegura Amat. Por eso, la novela acaba con un guiño al suicidio de Stefan Zweig.

–Matías Néspolo. El Mundo. 2017

La novela de Amat introduce matices en el conjunto de literatura “de tonos antinacionales”, como la llamó Josefina Ludmer, al que pertenecen el colombiano Fernando Vallejo y el hondureño Horacio Castellanos Moya, y los austríacos Thomas Bernhard y Elfriede Jelinek, entre otros. Quien narra este sanatorio nacional es una primera persona afectada, portavoz de la minoría opositora integrada por falsos enfermos, a quien se llama “ los callados” –la discreción es su mal. La trama encadena los alegatos de agitación ante un atril, que podría ser la banca de los tribunos en un ilusorio parlamento paralelo si no estuviera teñido por los rasgos hiperbólicos de la catacumba cultural. Todo transcurre en este sanatorio que es un loquero que es la mismísima Catalunya del “proceso” soberanista: espacio público y, a la vez, de ostracismo consentido, a la vista de todos.

–Matilde Sánchez. Clarín. 2017

El sanatorio, la última novela de Nuria Amat, es también “la primera obra de ficción sobre los movimientos identitarios y otras formas de populismo”. Se trata de un libro muy crítico con el independentismo surgido de la pluma de la escritora que ganó el premio Ramon Llull con Amor y guerra en 2011.

En El sanatorio, Amat su muestra crítica con el Brexit, los populismos de izquierdas y de derechas que recorren Europa y con el independentismo en Catalunya. No obstante, la novelista ha escogido para presentar su obra en Madrid la embajada catalana en la capital española.

–Leonor Mayor Ortega. La Vanguardia. 2017

El Sanatorio es una novela, repleta de guiños literarios, con una narración que sumerge al lector y que le interpela sobre su propia vida, sobre su propia responsabilidad. Pero cobra una mayor importancia si se tiene en cuenta qué ha pasado con algunos intelectuales, que han abandonado su papel en beneficio de un bien, supuestamente, superior, como es el proyecto independentista.

Y recuerda el ensayo de Rob Riemen, Nobleza de espíritu, en el que el autor brinda una encendida defensa de la libertad, y de la crítica del poder, utilizando para ello a personajes de las novelas de Thomas Mann. Lo que pide Riemen, impulsor del Instituto Nexus, es que prime siempre la contestación al poder. Y no la sumisión a él. Y es eso lo que reivindica Amat, que, a través de un sutil juego teatral, hace pasar por un atril a personajes que, silenciados, cantan las verdades del barquero.

Sin nombrar a nadie, Amat se refiere a muchos de los intelectuales que en los últimos años han querido estar con el poder, para no sentirse al margen, para no estar en minoría.

De todo eso va El Sanatorio, una obra literaria, con escritores en todos los renglones, con autores que amaron la libertad. Porque esa debe ser, a juicio de Nuria Amat, su principal misión: la defensa de la libertad, aunque se crea que ya se ha conseguido.

–Manel Manchón. Economía Digital.2017

Preguntado por autoras actuales, aseguró que la mejor novelista del momento es Nuria Amat, aunque es “boicoteada” por una “especie de paternalismo machista”.

Juan Goytisolo, El País, 13 Noviembre, 2009

EL SANATORIO en los medios

Nuria Amat (Barcelona) está considerada como una de las grandes narradoras en lengua española. Cultiva con similar destreza el ensayo, la poesía, la novela, el periodismo y el teatro, ámbitos en los que ha destacado por su erudición, la calidad de su prosa y la originalidad de su visión de la literatura. La crítica ha celebrado especialmente su anticipación a la ficción metaliteraria en boga desde finales del siglo XX. Su obra ha sido traducida al inglés, francés, italiano, húngaro, rumano, árabe, portugués, alemán, croata, checo y sueco. Entre los reconocimientos que ha recibido destacan el Premio Ciudad de Barcelona 2002, por su novela Reina de América, finalista del prestigioso Premio Literario IMPAC 2007, y el Premio Ramon Llull de les Lletres Catalanes 2011, por su novela Amor y guerra.

La autora – The author

Nuria Amat (Barcelona) graduated in Philosophy and Liberal Arts and has a doctorate degree in Media Studies. Her novels and short story collections have established her as one of the most distinguished Spanish narrators in recent years. She also cultivates the genres of essay, poetry, journalism, and theatre. Some of her novels, such as Todos somos Kafka, were pioneers in the nineties of a metaliterary way of understanding literature, giving her a very personal voice that was confirmed with titles such as La intimidad, El país del alma (finalist of the Premio Internacional de Novela Rómulo Gallegos 2001) or Reina de América (Premio Ciudad de Barcelona 2002). After Deja que la vida llueva sobre mí, she was awarded the Premi Ramon Llull.

Selección de artículos y reseñas